Conocido como el río que olvidó llegar al mar, el Delta del Okavango es todo un espectáculo tanto en la época de inundaciones como el resto del año.
El río Okavango al noroeste de Botswana, desaparece en un laberinto de lagunas, canales e islas que ocupan una superficie de más de 15.000km cuadrados.
Es el delta interior más grande del mundo. Este río nace en Angola y atraviesa parte del continente y al no encontrar salida al mar, se derrama en las tierras del desierto del Kalahari.
La primera vez que estuve allí, me impresionó! Cómo podía ser que en un terreno semiárido, hubiera en el centro tanta agua con tal vegetación y es que cuando lo sobrevuelas, hay una inmesa mancha verde en medio de la nada, una explosión de verdor infinito, de lagunas y canales de agua naturales que atraen a miles de animales de salvajes.
Moremi Game Reserve

Moremi Game Reserve

La forma habitual de desplazarse para hacer un safari fotográfico es en un «mokoro», una piragua tradicional  hecha de madera, la cual en un pasado se hacia vaciando un tronco a mano.

Es una de las zonas más vírgenes del mundo, navegar al amanecer o atardecer, pasando entre lirios de agua y papiros, con el sonido de fondo de los animales es una de las mayores experiéncias vividas.

delta

Mokoro en Delta del Okavango

sunset en okavango

Puesta de sol en Okavango

En los desayunos se organizaba una mesa grande donde cada uno iba cogiendo lo que deseaba, tipo el buffet de un hotel, pero campestre y más auténtico.
Pero en el Delta del Okavango, aunque parezca mentira, existen camps o lodges del lujo más exquisito.
Esta magnífica zona cuenta con un verdadero tesoro de opciones para el turista exigente, eso sí, debido a la vulnerabilidad del ecosistema del delta, la gran mayoría de campamentos y lodges se construyen tratando de reducir al mínimo el impacto al medio ambiente.
Generalmente son campamentos de tiendas semipermanentes , con estilo y distinción. Una auténtica pasada!!
leroo

Lodge Leroo La Tau

esther@kublaitours.com   www.kublaitours.com